Es Complicado Sentir Celos Y No Poder Decir Nada

Por qué es tan complicado sentir celos y no poder decir nada

Sentir celos y no poder decir nada, es algo que sorprendentemente ocurre más veces de las que podríamos imaginar. De hecho, poder decir algo siempre podemos, pero somos nosotros mismos quienes decidimos que es mejor guardar silencio.

 

Es Complicado Sentir Celos Y No Poder Decir Nada
Imagen creada por cookie_studio – www.freepik.es

 

Sentir celos y no poder decir nada, porque no hay nada de qué sospechar

Es sorprendente ver cómo actúa nuestro cerebro, y es que solemos relacionar la emoción de los celos a las infidelidades y todas las experiencias negativas que podamos imaginar. ¿Pero qué ocurre con esas personas que sienten celos cuando están en una pareja perfecta? (Hemos usado la palabra perfecta para englobar que no ha habido problemas de pareja previos a los celos)

Supongamos que la relación en la que te encuentras experimentando cumple muchas de estas características:

  • Las infidelidades no han sido un problema en la relación
  • No has encontrado pruebas claras de engaño por parte de tu pareja
  • Nunca ha habido señales de que la confianza entre ambos flojee
  • Te das cuenta de que tu pareja tiene un fuerte compromiso con la relación
  • Respeta tu manera de ser, tus emociones, tus sentimientos y las decisiones que tomas
  • Te valora tal y como eres

Ver que estás con una pareja que a simple vista es ideal, hace que, en muchas ocasiones, estos celos aparezcan. La causa, suele ser pensar que tu pareja encontrará a otra persona con la que estar, y que se terminará enamorando de esa persona que entra con mucha fuerza a su vida.

También puede pasarte que pienses que, mientras está pasando tiempo con otras personas, lo estará pasando mejor que contigo. Y que, por ello, tú ya no le parecerás tan interesante. Cambiando así de pareja, por otra que le aporte todo aquello que crees estar perdiendo.

 

Esta es la causa por la que sientes estos celos con tu pareja “ideal”

La inseguridad en uno mismo, es la causa de la aparición de estos celos. Es la causante de que te montes unas películas en tu cabeza de lo que podría ocurrir, que en ocasiones son más sorprendentes que las de Hollywood.

Si te valoraras bien, y tuvieras esta autoconfianza esto no ocurriría. Y es que, cuando no nos valoramos correctamente, la confianza en nosotros mismos disminuye, y aparecen estas inseguridades de que nuestra pareja va a preferir estar con otra persona.

Comienza a valorarte correctamente. Analiza cuáles son tus atributos positivos, los valores que tienes como persona, los principios que rigen tu vida, y las cualidades que te caracterizan. ¿Acaso crees que cuando tu pareja empezó la relación contigo no se fijó en todo eso? ¿Entonces si eso fue lo que hizo que se enamorara de ti, porque no comienzas a enamorarte tú también de cómo eres y a valorarte mejor?

 

¿Cómo detecto entonces en qué puntos debo valorarme más?

La manera es muy sencilla, y es que nuestro cerebro ya nos lo indica con nuestro comportamiento. Por ejemplo, si te entran celos cuando pasa una persona con un físico que encuentras más atractivo al tuyo, y con eso aumentan tus celos, ahí lo tienes. Un punto que no valoras de ti, y que te hace sentir esta emoción es el físico. Presta siempre atención a las señales, y con ellas, podrás ir aumentando la autoconfianza.

 

 

Recomendado para ti

Superando los Celos Retroactivos Celos - Claves para comprenderlos y superarlos
Disponible En Amazon - Superando los Celos Retroactivos Disponible En Amazon - Claves para comprenderlos y superarlos

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: